¿Antitranspirantes o desodorantes naturales?

La sudoración es natural y necesaria para el equilibrio del cuerpo. En momentos en los que exigimos más a nuestro organismo, como en la práctica de actividades físicas, situaciones de emociones extremas y en el aumento de la temperatura del ambiente, la tendencia es a sudar con mayor intensidad. Aunque la sudoración es una reacción totalmente normal, optamos por deshacernos del hedor mediante el uso de antitranspirantes.

¿Dejar de sudar es una buena opción?

Los productos antitranspirantes actúan creando una película para que el sudor no entre en contacto con las bacterias de la piel. Para que esto suceda es necesaria la presencia de aluminio en la composición del producto, ya que es el agente responsable de la obstrucción de los poros evitando la sudoración. Según el dermatólogo Bruno Burato, esta acción bloqueadora puede ser perjudicial, porque sin sudoración no hay equilibrio térmico ni liberación de toxinas del organismo.

“Hay estudios que indican que el aluminio puede ser muy perjudicial para la salud. Como las moléculas del compuesto son pequeñas, pueden penetrar la piel y llegar a nuestro sistema sanguíneo con facilidad. La acumulación de metales pesados ​​en el cuerpo está asociada con enfermedades inflamatorias, autoinmunes e incluso cáncer. Esto se debe a que al intentar defenderse de los compuestos químicos, el organismo pasa por un proceso inflamatorio y, según la gravedad, desencadena enfermedades ”, explica.

Esta es una de las razones por las que algunas personas buscan alternativas más naturales para evitar el mal olor en la axila. A pesar de que Brasil ocupa el segundo lugar como el país que más usa desodorantes antitranspirantes, según la Sociedad Brasileña de Dermatología, el mercado ha ofrecido opciones menos agresivas para la salud de la piel.

Por qué utilizar desodorantes naturales? - Blog | Desodorante natural, Desodorante, Natural

Además de los antitranspirantes

Bruno Burato explica que los desodorantes de cristal son probablemente la alternativa más popular a los tradicionales. Muchas personas que deciden probar las alternativas comienzan con dos versiones: piedra y spray. La ausencia de fragancias y reacciones alérgicas, la no resequedad de la piel, el bajo costo y la alta duración son algunas de las ventajas de esta opción. El principal inconveniente es que, al principio, puede resultar complicado entender cómo utilizar la variante sólida de forma cómoda, salvo que la falta de esencia no ayuda a enmascarar el mal olor del cuerpo.

La versión en crema ofrece más beneficios en comparación con todas las demás. Como era de esperar, no tiene aluminio ni ningún compuesto derivado de ese metal. Además, la mayoría no tiene alcohol, no es necesario volver a aplicarlo, incluso después de ir al gimnasio o tomar una ducha, ya que es resistente al agua. Incluso previene el olor hasta por una semana. Bruno señala que los efectos varían de persona a persona y aquellos que tienen mucho olor corporal pueden no sentir los resultados durante los siete días.

El consejo del dermatólogo es mirar siempre la composición del producto antes de comprarlo. Algunos desodorantes en crema contienen parabenos, un componente químico conservante, que son tóxicos y perjudiciales para la salud, por lo que se recomienda elegir aquellos que no tengan este ingrediente en la fórmula. Es decir, la crema se puede producir con diversos compuestos químicos artificiales, no siendo completamente orgánicos.

Porcentaje máximo de aluminio

El médico de la clínica Leger también dice que es posible encontrar desodorantes con menos aluminio en las farmacias. El porcentaje ideal es un máximo del 3% del metal en la lista de componentes. Pero esto no es una regla ni una imposición. Cada persona tiene un ritmo de vida y reacciona a los cambios de temperatura y a los factores corporales de diferentes formas. El consejo entonces es prestar atención a las etiquetas y probar hasta encontrar la opción que mejor se adapte a sus prioridades.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *